Sacar el máximo rendimiento a una tienda online

Sacar el máximo rendimiento a una tienda online

e-commerce_iconMuchas empresas apuestan claramente por la comercialización de sus productos vía web. Esto tiene numerosas ventajas. La principal utilidad es la posibilidad de expandir el negocio a cualquier ubicación geográfica, algo que limita el emplazamiento físico. En internet no hay horarios, las tiendas online están abiertas las 24 horas del día, por lo que un cliente podrá consultar y adquirir cualquier producto sin importar la hora o la fecha del calendario.

Los plazos de entrega son sumamente rápidos, los comercios online suelen servir la mercancía en un plazo no superior a las 48 horas, algunos incluso lo hacen al día siguiente, lo que lo convierte en un modelo de negocio dinámico. Sin embargo, aunque todo parece indicar que una empresa tiene abierto un medio fácil de negocio mediante la tienda virtual, de hecho, implantarla adecuadamente requiere la puesta en marcha de unas pautas imprescindibles que garanticen su viabilidad.

Son muchos los errores que, por desconocimiento, siguen cometiéndose en la creación de un comercio online. Estas son las pautas a seguir para que el comercio electrónico cumpla su cometido.

  • La tienda online debe ser precisa, exacta y concisa. Un usuario DEBE percibir cuando visita la página que se encuentra en un espacio de compra virtual y no sentirse atraído por otros contenidos intrascendentes que desvíen la atención.
  • Diseño claro, bien estructurado. Deben cuidarse los colores empleados en su diseño, los productos deben estar organizados por categorías y subcategorías, dependiendo de su naturaleza. Cada artículo debe llevar a una descripción más completa cuando se hace click en él. Del mismo modo, en caso de falta de stock, hay que facilitar el cliente la posibilidad de ser notificada su reposición. Los artículos tienen, necesariamente, que mostrar una imagen exacta, de buena calidad, que corrobore las características descritas. No hay que olvidar que una tienda online no permite la comprobación de cualquier producto, hace imposible que pueda tocarse, por lo que han de ponerse todos los medios posibles para que el cliente tenga la certeza de lo que compra.
  • Sección de ayuda. Toda tienda online DEBE poseer un tutorial sobre el manejo del proceso de compra. La falta de desconocimiento de los pasos necesarios provoca muchas veces que se desista antes de comprar, por desconfianza.
  • Soporte telefónico. Cualquier proceso de compra virtual ha de asegurar que existe alguien detrás con el que podemos hablar en caso de incidencias con el propio pedido, con el proceso de pago o simplemente, una vez finalizada la compra, para confirmar que todo ha quedado correctamente registrado. Esto genera confianza.
  • Formas de pago, métodos de envío y políticas de devolución. Estos aspectos son IMPRESCINDIBLES, deben estar presentes en lugar visible, y explicarse de forma clara. Además, debe especificarse la seguridad en los métodos de pago (encriptación de datos, pasarela de pago empleada,…. Si la tienda posee cualquier certificado de seguridad es necesario mostrarlo y garantizar, en todo, momento, la transparencia de las transacciones.
  • Información en tiempo real. Tan importante es mostrar el producto como hacerlo indicando su disponibilidad. Si el cliente realiza un pedido del que no hay stock se sentirá defraudado y no volverá.
  • Registro de usuario. Cualquier tienda online obliga al usuario, para comenzar el proceso de compra, a registrarse. Deben evitarse los formularios excesivamente largos y complejos, en donde tengan que especificarse muchos datos. En un proceso de registro solo son necesarios el nombre completo (persona física) o denominación comercial (persona jurídica), C.C./D.N.I./N.I.F./C.I.F., dirección postal completa, teléfono de contacto y correo electrónico. Si se desea sondear mayor cantidad de datos puede hacerse mediante encuestas de opinión, posteriormente. Al respecto de cualquier apunte recabado DEBE aplicarse una política de protección de datos y explicarla, de forma visible, facilitando el acceso, rectificación y eliminación de dichos datos por parte del usuario.
  • Proceso de compra rápido=más efectividad. Se ha comprobado que, desde que se elige cualquier artículo hasta que se añade al carro de la compra virtual no son necesarios más de tres clicks.
  • Actualización. Diseñar una tienda online correctamente implica que esta sea revisada periódicamente, añadiendo elementos o reestructurando su contenido, esto debe hacerse conforme se vayan haciendo sondeos de aceptación  y comportamiento de los usuarios.

Lo aconsejable es recurrir siempre a profesionales en la materia. Un comercio online es un complejo proceso que debe implantarse de forma correcta, confiar esta tarea a expertos nos asegurará una puesta en marcha precisa y unos resultados acordes a nuestras expectativas.

Share this post